LA CALESITA DE DON ATILIO

Oct 30 Escrito por  Visto 2935 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Don Atilio es sinónimo de La Calesita de Castelar. Hablar de uno de ellos, es hacer referencia directa al otro. Esa relación simbiótica está próxima a cumplir 40 años. Esta historia condimentada con alegrías, sufrimientos, felicidad y esfuerzo comenzó a gestarse en diciembre de 1973, cuando Don Atilio inauguró la primer calesita frente a barrera de la estación del lado norte.

Esta estratégica ubicación donde Arias se convierte en 2da. Rivadavia, surgió casi de casualidad, cuando Don Atilio viajando de su casa en Palomar se dirigía a San Antonio de Padua, encuentra un terreno baldío con perspectivas óptimas para su calesita.
Este proyecto lo fue alimentando a instancias de un amigo que ya tenía una, y fue seduciendo a Atilio para que incursione en esta pasión.
Preguntó en el bar de al lado del terreno en cuestión, y gracias el encargado se contactó con el propietario.
Así comenzó un hermosa historia de tardes y fines de semana, donde Atilio trabajando en una fábrica de transformadores en Caballito y viviendo en Palomar, dedicaba todo el tiempo disponible a su nueva pasión.
Allí fueron concurriendo diferentes generaciones, reduciendo en algún momento su espacio debido a la cesión de parte del lote a una importante concesionaria de automotores.
Pero la parte más triste, llegó cuando el propietario de la propiedad fallece, y sus sucesores deciden darle otro destino comercial a este terreno. La Calesita se queda sin lugar para regalar alegrías.
La comunidad se movilizó para recuperar este patrimonio castelarense, donde según palabras propias de Don Atilio, fue primordial la tarea la Sociedad de Fomento de Castelar, donde José Luis Gomez tuvo una destacada gestión, trabajando arduamente para la recuperación de la calesita, inclusive recolectando firmas casa por casa para alcanzar las más de mil que se presentaron en un petitorio a la Municipalidad.
Finalmente el 25 de julio del 2010 se reinaugura la Calesita en la Plaza Cumelén (la del vagón), donde Atilio también es muy agradecido de la gestión de Juan Carlos Martinez, que contribuyó en la elección del nuevo lugar, en el traslado del viejo predio al actual, en la colocación de las rejas perimetrales, llegada de luz, etc.
Otro traspié ocurrió en la madrugada del primer domingo de agosto del 2011. El día anterior Atilio había realizado una denuncia por lo que él supuso una posibilidad de incendio intencional. Y al día siguiente lamentablemente el intento se cristalizó. Un incendió voraz destruyó casi por completo la calesita.
Al domingo siguiente (Día del Niño), en una reunión autoconvocada por los vecinos, el Intendente promete dar ayuda económica y que para el Día de la Primavera, la calesita volvería a estar funcionando.
Atilio se puso a trabajar arduamente en la reconstrucción y consiguió una nueva calesita. A partir de setiembre de ese año, ya la tenemos nuevamente en funcionamiento.
Es llamativo como Atilio nunca ha dejado esta pasión, autoimpuesta en obligación moral, para que los niños tengan su paseo. Durante 40 años ha viajado desde Palomar, adicionalmente a su trabajo, para decir presente en su Calesita. Inclusive hace 10 años que ya no lo hace en auto, sino que toma dos colectivos para  llegar hasta aquí.
Hace un año que ya no trabaja en la fábrica, y los niños ahora tienen la suerte de encontrar la calesita abierta de lunes a lunes con más amplitud horaria, ya que ahora su dedicación es plena y exclusiva.
Obvios han sido los reclamos de familiares y amigos, ya que para don Atilio, no existe cumpleaños, fiesta, asado ó evento, que inhiba su presencia en SU CALESITA.
Muchas veces se acercan para sacarse fotos ó realizar videos para cumpleaños de 15, casamientos, etc. gente que sigue emocionalmente vinculada con el carrousel.
Don Atilio nos recuerda que en sus orígenes le pedía a Oscar, el dueño de la disquería El Surco Loco, (otro pionero del barrio) que le armara los casettes enganchados con música infantil para amenizar las vueltas.
Él ha dedicado su vida para generar alegría en los niños, y por ese motivo el 28 de noviembre del año pasado fue distinguido como Ciudadano Ilustre de Morón. Pero el mayor reconocimiento lo obtiene a diario, cuando disfruta de la sonrisa de cada chico que se sube a la calesita y en sus rostros reconoce esa mezcla de expectativa, esperanza y desafío que genera la obtención de la sortija, para dar una vueltita más…

Seguinos en Facebook

NATACIÓN CLUB ARGENTINO
HomeSeccionesFamosos del BarrioLA CALESITA DE DON ATILIO
Zo2 Framework Settings

Select one of sample color schemes

Google Font

Menu Font
Body Font
Heading Font

Body

Background Color
Text Color
Link Color
Background Image

Top Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Header Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Mainmenu Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Slider Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Mainframe Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Scroller Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Menu Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image

Bottom Wrapper

Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image
Background Color
Modules Title
Text Color
Link Color
Background Image